Page Title

SANTA EUCARISTÍA

DOMINGOS A LAS 12:00 PM

118711535_3603857026333562_4369789010263961151_n.png

   La Iglesia Anglicana Comunidad de Gracia practica las formas históricas vivas de las liturgias de la Iglesia y los sacramentos de la Santa Eucaristía y el Bautismo. Nos basamos en las tradiciones y la sabiduría de la Iglesia Histórica y somos parte sin vergüenza alguna de la única Santa Iglesia Católica y Apostólica. En el centro de nuestra adoración está el sacramento del Cuerpo y la Sangre – la Santa Eucaristía – en la que creemos que la gracia es impartida por la presencia real de Cristo.   Iglesia Anglicana Comunidad de Gracia tiene una alta visión de la Sagrada Escritura, creyendo que contiene todas las cosas necesarias para la salvación y la vida piadosa. Estamos comprometidos con la lectura, el estudio, la enseñanza y la predicación fieles de las Escrituras; así como creer que las Sagradas Escrituras son una fuente de madurez espiritual. Creemos en la importancia de una relación personal con Jesucristo, una vida santa y un compromiso con la evangelización y las misiones. 

   La Eucaristía es el sacramento del cuerpo y la sangre de Cristo, y el principal acto de adoración cristiana. El término proviene de la palabra griega para acción de gracias. Jesús instituyó la eucaristía en la noche en que fue traicionado. En la Última Cena compartió el pan y la copa en una comida sagrada con sus discípulos. Identificó el pan como su cuerpo y el vino como su sangre del nuevo pacto. Jesús mandó a sus discípulos a hacer esto en recuerdo de él. El sacrificio de Cristo se hace presente a nosotros en la Eucaristía, y en ella estamos unidos a su única auto-ofrenda. La Última Cena proporciona la base para la acción eucarística cuádruple de tomar, bendecir, partir y compartir. La presencia de Cristo también es conocida en la comunidad eucarística reunida.

   En el Libro de Oración Común, todo el servicio se titula la Santa Eucaristía. La primera parte del servicio se designa como la Palabra de Dios. Por lo general, incluye el rito de entrada, la confesión del pecado y la absolución, las lecciones y el salmo gradual, el evangelio, el sermón, el Credo, las oraciones del pueblo, y la paz. La segunda parte del servicio se denomina Sagrada Comunión. Incluye el ofertorio, la consagración del pan y el vino en la comunión del pueblo y las oraciones finales de acción de gracias y despedida. Se puede dar una bendición antes de la despedida. La Eucaristía también se llama la Cena del Señor, la Santa Comunión, la Divina Liturgia, la Misa y el Gran Ofertorio.